FANDOM


Los Ojos/Transcripción
The Eyes (Title Card)
Nombre del Episodio Original (EUA):
The Eyes
Nombre del Episodio Latinoamérica:
Los Ojos
Nombre del Episodio España:
Los Ojos
Número del Episodio:
Episodio 2
(Temporada 2)
Código de Producción:
1002-031
Director:
Historia:
Storyboard:
{{{Row 9 title}}}
No information
{{{Row 10 title}}}
No information
Demasiados parámetros
Este artículo es una transcripción de "Los Ojos", el segundo episodio de la Segunda Temporada de Hora de Aventura y el número 28 en total.

Personajes

Transcripción 

(Finn y Jake aparecen fuera de su casa en la noche y entran en ella. La siguiente escena aparecen Finn y Jake en su cuarto).

Finn: (Bosteza) ¿Por qué tengo tanto sueño?

Jake: (Tomando una banana) Pues, porque hemos trabajado casi siete días.

Finn: (Respira) ¿En serio?

Jake: Sí, camarada, ¿Recuerdas? (Flashback) Primero, rescatamos a la Princesa Slime del torbellino fantasma. Después acabamos con el dragón lanzafuego. Eso nos tomó un par de días.

Finn: Y fuimos a la fiesta de la quinceañera.

Princesa Grumosa: Ay, no puede ser. Sí vinieron.

Jake: (Sobre-voz) Ayudamos a Mentita con su problema de duendes.

Mentita: Lo juro. No sé que pasó. Lo encontré así.

Finn: Nosotros nos encargamos Mentita.

Finn: (Sobre-voz) Y salvamos a la Princesa Frambuesa del Rey Helado.

(Jake golpea al Rey Helado y se va con la Princesa Mora con Finn sobre él).

Rey Helado: ¡Yo solo quiero ser feliz!

Jake: Después, capturamos a aquel Bandido.

Comisario: Gracias, chicos.

Jake: Salvamos la casa...

Hombrecito: Gracias, chicos.

Jake: Y alimentamos al pato.

(El pato grazna).

(Fin del flashback).

Jake: ¡Que semanita!

Finn: Estoy exhausto ¡Pero feliz!

Jake: Je, je, je. Que descanses, hermano.

Finn: ¡Descansa! (A sí mismo) Así es, Finn . Aventuras hasta morir. (Bosteza. Cierra sus ojos, pero empieza a moverse y a gruñir) Oye, Jake.

Jake: ¿Qué tú?

Finn: ¿Puedes dormir?

Jake: No.

Finn: Yo tampoco puedo.

Jake: ¿Qué nos estará pasando?

Finn: No lo sé. Pero, tengo una extraña sensación...de que nos están observando.

(Finn y Jake miran por la ventana, y en una colina cercana, un gran caballo los mira).

Finn: ¿Por qué está mirándonos ese caballo?

(La pantalla hace dos primeros planos al caballo).

Finn: Me está dando miedo.

Jake: Yo ya me quiero ir a dormir.

Finn: Mmm, tal vez ya se fue.

(Miran por la ventana. El caballo se voltea y los mira).

Jake: No podré dormir con ese caballote mirón.

Finn: Cerremos la cortina.

(Jake cierra la persiana).

Jake: Je, je, je. Si te ví, ni me acuerdo.

Finn: Bien hecho, Jake

Jake: Te veo en la mañana.

(Finn mira la ventana, con la persiana baja y se ríe).

(La luna se alinea sobre el caballo, proyectando su sombra a través de la persiana, mirando a Finn).

Finn: ¡Ah! ¡¿Por qué no se va?!

Jake: Ya estuvo bueno (Bosteza) Vamos a arrojarlo... por la colina o algo así.

Finn: Oye. Tal vez podamos...pedirle que se vaya.

Jake: Ajá, si tu.

(Salen y hablan con el caballo).

Jake: ¡Óyeme, caballo impertinente! ¡Vete de aquí, perturbas mi sueño!

Finn: ¡Oye, no! Déjame intentarlo, con diplomacia. (Camina hacia el caballo) Disculpe jamelgo, le imploro alejarse de mis tierras por esta noche. Pero os invito a volver para degustar bocadillos, otro día ¿Qué hubo?

(Las pupilas del caballo se dilatan).

Jake: Ah, olvídalo. Este caballo está tonto. Tiene cerebro de popó.

Finn: Ahh Bien, tienes razón. Podemos intentar empujarlo ahora.

(Ambos intentan empujarlo, pero no funciona).

Finn: ¡Muévete, caballito! ¡Vamos! ¡¿Ay Jake, estás empujando?!

Jake: ¡No estoy empujando! ¡Estoy jalando!

Finn: ¡Este caballo pesa mucho!

(Paran).

Finn: Ya déjalo ¿Y ahora qué hacemos?

Jake: No quería utilizar mis poderes contigo, caballito, porque estoy cansado ¡Pero ya colmaste mi paciencia!

(Jake crece, toma al caballo, y lo ubica en otra colina).

Jake: ¡RAAAAHH! ¡AH-HA-HA-HA-HA-HA-HA! Añeñe.

Finn: ¡No debe causarnos miedo desde allá!

Jake: Vámonos a descansar.

Finn: Ay, sí. Estoy listo para dormir.

Jake: Amo a mi cama.

Finn: ¡También yo!

(Se escucha el sonido de galopes golpeando el suelo en el fondo; Finn voltea, y el caballo vuelve).

Finn: ¿Ah...? ¡Ah!

Jake: No más.... ¡No más!

Finn: ¡¿A dónde vas?!

Jake: ¡Tengo una idea! (Corre hacia el caballo, y le pone una venda en la cara) ¡Lo logré! Je, je, je ¡No podrá observarnos más, está ciego!

Finn: Mira, Jake. (Apunta detrás de Jake)

(Los ojos del caballo salen de la venda.)

Jake: ¿Hmm? ¡¿Qué cosa?! ¡Ay, no! ¡Estúpida venda! ¡¿Qué pasa contigo, bobo?! ¡¿Por qué estás observándonos?!

Finn: ¡Jake! El caballo tiene popó en el cerebro.

Jake: Sí, lo sé, Finn. De hecho diagnostiqué lo mismo. Que tenía cerebro de popó hace unos minutos.

Finn: Oye, si tiene popó en el cerebro, puedes encantarlo con música. (Un meteoro aparece en pantalla) Los que no tienen cerebro aman la música.

Jake: ¡Es verdad! ¡Eres un genio! (Se estira y regresan sus brazos con su viola) A ver, equino, escucha y obedece (Se aleja y toca la sonata "Claro de Luna" de Beethoven) ¡Sígueme, caballito!

Finn: ¡Jake, no funciona!

Jake: ¡Ña! Hmmm. (Toca las primeras cuatro notas de la "Sinfonía no. 5" de Beethoven) O sea, que ese Beethoven no era tan poderoso como dicen ¡¿Pero qué te parece si toco a Mozart?! (Toca "Eine Kleine Nachtmusik" de Mozart).

Finn: ¡¿Ah?!

(Jake empieza a encantar a las víboras, Finn comienza a gritar y correr hacia Jake)

Finn: ¡Ah! (Cierra sus ojos)

Finn: ¡Basta! ¡Estás encantando a las víboras! ¡Basta!

Jake: ¿Ah? Ay, no. Trataré de encantar a una mangosta (Comienza a tocar, "Surco de Valkiria" de Wagner; Finn lanza la viola de Jake a un lado).

Finn: ¡Ya basta!

Jake: ¡No! ¡Uhhay! hmm. Oye... ¿Y si lo matamos?

Finn: ¡¿Qué?!

Jake: ¡Estoy cansao!

Finn: Olvídalo, no mataremos al caballo.

Jake: Está bien, fui un loco y me ofusqué. (Jake empieza a hablar algo siniestro) ¡Mejor disfracémoslo de conejito! ¡Je, je, je! Y traemos un halconzote— ¡Aaaw! ¡Aaaw!—Y que lo mate.

Finn: ¡¿Qué?!

Jake: ¡Aaawww! ¡Aaawwwwww!

Finn: ¡No, viejo! Te dije que no.

Jake: Eh. (Jake cambia su voz a una suave y gentil voz mientras se escucha una música para niños chiquitos) ¿Dije que el halcón lo mataría? Me equivoqué. Quise decir que el halcón lo tomaría suavemente y a un edén, y con mucho amor, lo cuidaría.

Finn: Wow. Esto sí suena genial.

(Le ponen al caballo orejas y cola de conejo).

Jake: ¿Qué te parece?

Finn: Parece un conejito.

(Jake silba)

Ambos: (Finn) ¡Ve por él, halcón! ¡Aquí hay un tranquilo y estúpido conejito! ¡Ven y llevatelo, halcón! (Jake) ¡Anda, halcón, por acá! ¡Halconcito, halconcito, ven! ¡Aquí hay una presa fácil, digo, un conejito lindo! ¡Nah!

(Corren y gritan como locos.)

Finn: Creo que vi a dos halcones. (Ve los halcones) Hagamos alboroto para que lo vean.

Ambos: ¡Ah! ¡Blblblblblblblblblbl! (Continúan gritando como locos) ¡Tomen al conejito!

Finn: ¡Ahí están! ¡Ya oyeron nuestro escándalo!

Ambos: ¡Justo aquí! ¡Sí!

Jake: ¡Es gratis! ¡Gratis!

Finn: ¡Aquí!

Jake: Con cuidado.

Finn: ¡Listo halcones es todo suyo!

(Dos halcones bajan por el caballo, y empiezan a picotearlos en la cabeza).

Finn: ¡Al conejito! ¡Al conejito!

(Los dos halcones se llevan al “conejito” lejos.)

Finn: Que hermosa escena.

Ambos: ¡Lo logramos! ¡A dormir!

Ambos: (Huyen riendo y gritando)

(La siguiente escena aparecen Finn y Jake en su cuarto y ambos saltan a la cama)

Finn: Descansa, amigo.

Jake: Buenas noches, hermano.

(Sin aviso, el caballo cae por el techo)

Finn: ¡Ahh! ¡Y ahora está en la casa!

Jake: ¡No me había dado cuenta, Finn! ¡Gracias por decírmelo!

Finn: ¡Oye, todo es culpa tuya! ¡Si no fueras tan atractivo, los animales no se la pasarían viéndote!

Jake: ¿Estás enfadado conmigo por ser tan...guapo? ¡Bueno, fuiste tú quien me hizo encantar serpientes! ¡Ahhh!

Finn: ¡Te dije encanta al caballo y encantaste a las serpientes! ¡Todavía traigo una en mi ropa interior! (Suspira) Un momento, amigo ¿No ves lo que está haciendo el caballo? (Silencio largo) Está separándonos.

Jake: Sí, es cierto, tienes razón. Debemos deshacernos de este caballote, por nosotros.

Finn: ¡Lo sé, bro! ¡Lo sé! (Se abrazan)

Jake: Oh, Finn; este caballo ha venido a unirnos. Es una bendición.

Finn: ¡¿Qué?! ¡¿Estás loco?!

Jake: ¡Oye...nunca me hables así! (Llorando) ¡Este caballo está separándonos de nuevo!

Finn: Tienes razón. Es hora de que le muestre al caballo quién es el amo.

Jake: ¿Y qué vas a hacer al respecto?

Finn: ¡Dímelo otra vez!

Jake: ¿Qué vas a hacer al respecto?

Finn: Tú... tranquilo ¡Voy a patearle la cola al caballo!

Jake: ¡Ay, papá!

(Finn patea al caballo, y de él sale el Rey Helado)

Finn y Jake: ¡¿El Rey Helado?!

Rey Helado: Ya me voy.

Finn: ¡¿Estabas espiándonos?!

Rey Helado: ¡Eso no te importa!

Jake: ¡Quería conocer nuestros secretos nocturnos!

Finn: (Jadea) ¡Cochino!

(El Rey Helado saca un corcho del "caballo," revelando que era un disfraz.)

Finn: (Jadea).

Jake: ¡¿Entonces qué?! ¿Averiguaste que duermo "desnudo"?

(El Rey Helado tararea)

Jake: ¿Y qué te importa a ti si duermo o no desnudo? ¡Respeta mi intimidad!

Rey Helado: Caballeros, ahí se ven.

Ambos: ¡Hmph!

(El Rey Helado deja la habitación y se dirige a la puerta pero Finn lo patea cuando está cerca de salir. El Rey Helado sisea y usa magia helada cuando Jake sale de la casa con una espada en sus manos.)

Jake: Olvidó su espada, señor.

Finn: Gracias.

(El Rey Helado y Finn pelean hasta que él patea la espada de Finn mientras que Jake duerme momentáneamente contra la pared).

Finn: ¡Jake! ¡Cuidado!

(Jake salta para evadir la espada. Luego salta en la espada que se atoró en a pared y se dirige al Rey Helado.)

Jake: ¡Esto es por espiar mi desnudez!

Rey Helado: ¡No!

(El Rey Helado lanza a Finn en el aire y golpea a Jake, ambos golpean el suelo.)

Finn: ¡Serpientes!

Jake: ¡Rápido! Arrojaselas al Rey Helado.

Finn: ¿Qué está haciendo?

Jake: Está usando sus helados poderes.

(Cubos de hielo que llegaron volando desde su nevera golpean a Finn y Jake)

Finn y Jake: ¡Auch! ¡Auch! ¡Auch! ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay!

Rey Helado: ¿Ese es todo el hielo que tienen?

Finn: ¡Si!

Rey Helado: ¡Pues, deberían tener más!

Finn: ¡No necesitamos más!

Rey Helado: ¿Y qué tal si tienen invitados?

Finn: ¡Los invitados traen el suyo!

(Finn abofetea al Rey Helado causando que pierda su corona. Ambos pelean hasta que Finn patea al Rey Helado y el golpea la pared haciendo que la espada caiga sobre su barba. Finn y Jake corren y toman la espada).

Finn: ¡Dinos por qué nos espiabas o te juro que te corto la estúpida cabeza!

Jake: Y más vale que lo digas pronto porque tenemos mucho sueño.

Rey Helado: Okay, okay. Se los digo; estaba observándolos... para aprender a ser feliz.

Finn y Jake: ¿Ah?

(Finn y Jake dejan libre al Rey Helado)

Rey Helado: Es cierto. Quería ser feliz como ustedes. Pero, no tengo idea de como.

Jake: ¿Y para eso te disfrazaste de caballo?

Rey Helado: Tengan piedad de mí. (Flashback) He sido tan triste y miserable, lloro todo el tiempo. Pero, cuando los veo a los dos, siempre están tan felices.

Rey Helado: (En el flashback) ¿Qué? ¿Están saltando uno sobre el otro?

Rey Helado: (Sobre-voz) Entonces sí, decidí espiarlos, disfrazado de caballo. Pero, creo que mi plan falló. Lo único que observé fue verlos discutir sobre... cómo eliminarme.

(Finn y Jake roncan).

Rey Helado: ¡Oigan! ¿Se durmieron? (Jadea) ¿Será eso? ¿Dormir? ¿Podrá ser lo único que necesito? ¿Una buena noche de descanso?

(Momento de silencio)

Rey Helado: Ahm... Sigo sin ser feliz.

- Final del Episodio -

Transcripciónes
Anterior
"Llegó de la Nocheósfera"
Siguiente
"Lealtad Al Rey"
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.